Bienvenidos

La apertura de este espacio, conlleva la intención de interactuar con los lectores de la revista Semanario del Meridiano 107, conocer sus opiniones, enriquecernos con sus comentarios y complementar nuestros servicios editoriales.
Este sitio se ve mejor con Firefox de Mozilla. Descarguelo haciendo click aqui.

miércoles, 22 de julio de 2009

Cruz Pérez Cuéllar: Corral, "sin autoridad moral" para criticar en la derrota




Por Antonio Pinedo

Autocrítico, sereno, sin estridencias, claro en sus ideas y conciente de que el pasado 5 de julio la derrota al PAN fue aplastante, Cruz Pérez Cuéllar habla a Semanario de sus impresiones personales sobre la recién pasada campaña y pone énfasis en los foros que se iniciarán a nivel estatal el próximo 31 de julio para diagnosticar junto con las bases los motivos de la derrota y tener una aproximación mayor a los mismos.
-¿Qué pasó?, como se dio ésta aplastante derrota a nivel estatal.
- Iniciaremos unos foros el próximo 31 de julio en los 67 municipios del estado para llegar a una mejor aproximación a las causas, pero es evidente que nos enfrentamos a un entorno nacional adverso, el tema de seguridad fue el único de la campaña y se puso énfasis en que se debía apoyar a presidente. No se tomó en cuenta que la economía, la real, la de la casa, la del bolsillo, el desempleo eran los problemas que más preocupan a la ciudadanía. También la designación de un importante número de candidatos que en Chihuahua no se dieron, pero en el resto del país fueron factor determinante.
-El PAN planteó la campaña en términos plebiscitarios en torno a la lucha contra el crimen organizado, ¿fue lo correcto?
-El presidente Felipe Calderón aún goza de altos niveles de aprobación aunque decrece por la lógica en el ejercicio del poder, y aunque hay muchos mexicanos que creen en que se debe librar la lucha contra el crimen organizado; nos enfrentamos a ofertas como la del Verde que ofrecía becas y medicinas o el PRI que abordaba el tema económico. Nosotros no pudimos traducir a votos el «apoyar a Calderón».
«En las campañas locales el CEN no nos dejaron subir nuestra publicidad y nos fuimos con “El Místico” e Iridia Salazar. Nos faltaron recursos y siempre ha sido muy difícil operar una intermedia sobre todo cuando se tiene enfrente al (Gobierno del) estado».
-¿Perjudicó la división interna?
-La división interna no fue importante, por lo menos en Chihuahua.
-Luego de la renuncia de Germán Martínez el ex senador Javier Corral, pidió la cabeza de la directiva en Chihuahua en donde dijo estaba enquistada una camarilla.
-Me hubiera gustado ver la mitad del entusiasmo que Corral pone en denostar durante la campaña, como él la llevaba peladita. Me hubiera gustado verlos agudo, sagaz.
«No soy de los que renuncian, fui forjado en el PAN de lucha de oposición, el que no ganaba elecciones. A corral no lo vi haciendo nada o casi nada, con qué autoridad moral viene ahora a pedir cambios en la dirigencia estatal. No se entregó a la campaña para que el PAN ganara, él la llevaba peladita».
-¿Qué significa el voto blanco o nulo?
-El hartazgo. Le pegó más al PAN que a los demás partidos, fue un mensaje para nosotros, la mayoría se presentó en los distritos tradicionalmente panistas: en el Tercero fue del 12% en el Quinto del 9% y en el Sexto del 10%. El PAN debe ser más sensible a lo local, debe retomar la ruta que lo llevó al poder. Creo que debemos retomar la agenda del municipalismo, en eso estoy totalmente de acuerdo con Ramón (Galindo); los países más prósperos del mundo son los que han fortalecido a los gobiernos locales, tenemos como ejemplo El condado de El Paso, Texas, en donde del 8.25 del impuesto al consumo se queda en la localidad el 1.25, de allí que el gobierno local, busque buenas condiciones para mejorar la economía y el comercio. Debemos retomar la ruta municipalista.
-El voto en blanco tiene muna agenda entre sus puntos está la reelección inmediata de legisladores…
Interrumpe:
-El PAN desde 1939 está por la reelección inmediata. César Jáuregui Robles estuvo a punto de lograr sacar la iniciativa la consensó con todos los grupos, pero el PRI a la mera hora se echó para atrás. También estamos por las candidaturas independientes y la reducción de los plurinominales.
-En cuestiones de seguridad, el problema de narcoejecuciones en Juárez parece no tener solución.
- Es necesario cambiar de estrategia o el apoyo popular se va a caer estrepitosamente. Aquí es necesario combatir especialmente los secuestros y las extorsiones, no es posible que un médico que durante toda su vida ha construido un patrimonio, lo pierda de la noche a la mañana.
-¿Se puede ganar la guerra contra el narcotráfico?
- Se puede poner un límite, contener, eliminar, para ello se requiere una estrategia clara. Creo que se abrieron todos los frentes a la vez.
-¿Tratarlos como un problema de salud?
-Sólo si lo hacen los Estados Unidos, no olvidemos que el gran negocio es el mercado norteamericano. En esta lucha se debe ir de la mano con los Estados Unidos, porque ciertamente que para la producción y el trasiego de la droga se requiere una red, pero para su comercialización al menudeo y su transporte en el vecino país se requiere de otra red y hasta el momento no hemos visto la detención de grandes capos allá.
«La lucha requiere de una estrategia no puede seguir sin ton ni son».
-¿Cómo se siente el PAN para la sucesión del próximo año en la gubernatura?
-El clima que se vive en el PAN de Chihuahua no es el de un partido derrotado. La de 2010 será una campaña totalmente diferente, no olvidemos que despiertan más interés y pasión el cambio de la gubernatura, más los 67 presidentes municipales, 67 síndicos y cientos de regidores. En ese sentido nos sentimos bien hay varias personalidades del partido que han demostrado interés, está Blanco…
Ahora interrumpo yo.
-Acaba de ser derrotado, no ofrece un gran atractivo.
-Mi papel como dirigente del partido es respetar las opiniones de todos los militantes y hay algunos que creen que el candidato debe ser Juan Blanco, pero no es el único está Gustavo Madero, que si bien ha declarado que no la buscará mi obligación es no descartar a nadie de antemano, será lo que los panistas decidan: Carlos Borruel, Ramón Galindo y la senadora Teresa Ortuño. Personalmente me inclino por un candidato de unidad, que nos haga llegar fortalecidos a la elección constitucional, pero será lo que los militantes decidan.
«Las perspectivas son buena, no crea que el PRI la va a tener fácil, en el Quinto Distrito por ejemplo ganamos en la ciudad de Delicias, Camargo, Meoqui. De hecho la diputación se perdió por el marranero que realizaron en Valle de Allende, también hicieron sus cochinadas en Villa López y Coronado, pero con sólo Valle de Allende nos ganaron, ahí hicieron de todo.
«En Valle de Allende nos enfrentamos al viejo estilo: compra, acarreo, de todo hubo».
-¿A quién ve enfrente?
-«Teto», Duarte o Cano. La derrota puede ser una oportunidad y la victoria puede generar una derrota, porque ante la perspectiva del triunfo el golpeteo entre ellos será mayor y nosotros nos estamos preparando para presentar un frente unido.

De Foxilandia
a Felipilandia

* La experiencia no sirvió de nada
* La culpa la tiene López Obrador

Por Antonio Pinedo


La inamovilidad y el estancamientos en todos los órdenes que se vivió con el presidente Vicente Fox Quezada, se han quedado chicos y hacían menos daño al país que la pro actividad e iniciativas de Felipe Calderón.
Ya en este espacio hemos recordado lo que Isidro Fabela, desde La Habana, pensaba sobre los políticos improvisados como Fran-cisco I. Madero—y Vicente Fox, apuntamos nosotros—: « (…) Madero fue oportuno en su apostolado como fue oportuno en su sacrificio. México necesitaba después de un dictador preponderante, un alucinado audaz. Y ese inmortal alucinado fue Madero.
«Nació para ser un símbolo, por eso fue a la muerte en la escala del martirio.
«No maldijo a sus verdugos, porque con el cruel holocausto que los envileció crearon una gloria nacional y dieron aliento pujante a la Revolución.
«Fue un mal gobernante? Tal vez; los gobernantes no se improvisan como los apóstoles. Tuvo debilidades: creyó en la sinceridad de los hombres; creyó en la gratitud de los pueblos. Temperamentalmente bondadoso “quiso contentar a todos y contentó a muy pocos”, como él mismo declara en su prisión el penúltimo día de su existencia.
«Es verdad y es mejor: si viviera seguiría siendo irremediablemente bueno, crédulo y perdonador; muerto es una bandera invencible». Fabela escribió lo anterior el 18 de mayo de 1913 desde el exilio.
Viene al caso porque luego de 70 años de preponderancia del PRI, vino un alucinado e improvisado político, creo que nada más en eso se parecen, ya que Fox también es perdonador, pero sólo de las trapacerías de los hijos de la señora Martha. Bueno don Pancho Madero, también perdonaban las trapacerías de su hermano, aquel del ojo de vidrio. Gustavo Madero.
La comparación viene al caso básicamente por la improvisación política de los dos y por lo tanto de su inoperancia, afortunadamente para Fox, las instituciones en México ya son lo suficientemente fuertes, como para aguantar sus excesos evasivos a través del prozac o el ser manipulado por la señora Martha, lo anterior se entiende por su condición de asexuado, como se testimonió por su primer esposa.
La burbuja en que se hizo vivir a Vicente Fox, por los seis años de su presidencia y a juzgar por sus declaraciones posteriores en la que sigue viviendo, se popularizó como Foxilandia, una especie de país en la que sólo el presidente y su círculo íntimo vivían, ajenos totalmente al México real. Al estancamiento económico, al crecimiento del narcotráfico, a las ambiciones desmedidas de sus hijastros…en fin.
La llegada de Felipe Calderón a la presidencia «haiga sido como haiga sido», parecía un avance, frente al sexenio de Vicente Fox, que fue elusivo y temeroso, que como diría Porfirio Muñoz Ledo: «Tonto no es, es un ranchero mañoso», pero las mañas solo le dieron para nadar de muertito seis años. Entonces la llegada de Calderón reiteramos, fue la esperanza de un cambio, de mayor dinamismo, ya que se podrá decir cualquier cosa del presidente, por ejemplo que es muy irritable, pero político improvisado de ninguna manera; tan no es político improvisado y tan embebido está de la cultura política en la que le tocó crecer y formarse que bien podría pasar por un presidente priista, aunque un poco menos sensible y cauto en su manejo, para dejarlo más claro es más priista que muchos presidentes que emanaron de ese partido, le gusta controlar todo.

FELIPILANDIA
Felipe Calderón sin embargo, parece vivir también en un país muy propio, al igual que Fox o Michael Jackson en su «Neverland». En el país de Calderón Hinojosa por ejemplo, se le va ganando la «guerra» al narcotráfico; sus medidas contra la influenza no fueron un duro golpe a la economía en general y en particular a la turística, sino una hombrada de él que salvó la vida a la humanidad.
El desempleo es menor que en los Estados Unidos. La derrota electoral del pasado 5 de julio, no fue el repudio a su gobierno de discursos generalmente bien elaborados, pero de acciones tardías o inacción: el subejercicio del presupuesto incluso en el área de seguridad pública alcanza niveles increíbles.
Es evidente que con toda su experiencia política Felipe también decidió hacer su propio país, un país en que como dijo Barak Obama, él es Elliot Nest, y volverá a salvar a la humanidad nuevamente, esta vez del flagelo de las drogas.
Pero la culpa de todo la tiene Andrés Manuel López Obrador, quien sin medir las consecuencias de sus actos sacó a cerca de un millón de simpatizantes a las calles de la Ciudad de México y el presidente sólo tuvo la ocurrencia de sacar al ejército, que en ese momento era de 130 mil elementos y que ahora con la revelación de las deserciones probablemente llegue a noventa mil.
El «Peje» sigue estupefacto y anonadado por su derrota —«haiga sido como haiga sido», reiteramos—, y en lugar de aguantar vara, como lo hizo Al Gore en el 2000, sacó a los pejistas a la calle, con las consecuencias que más de cien millones de mexicanos sufrimos. La culpa la tiene «El Peje» por asustar al presidente.s

de fuentes confiables

•Muchos frentes…
El presidente municipal José Reyes Ferriz, abre frentes políticos como si fueran regalos, del cinco de julio para acá se puso de manifiesto su pésima relación con Víctor Valencia de los Santos, quien criticó sus declaraciones del éxito del Operativo Conjunto Chihuahua, con una demoledora declaración en la que palabras más palabras menos dijo que decir eso para alguien que vive en El Paso, Texas, es muy fácil.

•La cadena telefónica del día 5…

Su choque con el diputado electo y aspirante a la candidatura del PRI a la gubernatura Héctor «Teto» Murguía, fue más que evidente el pasado 5 de julio en donde se corrió por los teléfonos celulares la consigna a los empleados municipales priistas, de que en el Distrito II no se votara ni por PRI ni por el PAN y así bajar la votación de Murguía sin arriesgar el triunfo priista, sólo bajarle los humos al buen «Teto».

•Terna para Juárez…

En el PAN de Ciudad Juárez saben que todas las elecciones son diferentes y por ello más de uno se apunta para la presidencia municipal del próximo año, entre los que han dado muestras de querer cuente usted por lo menos a Carlos Angulo, César Jáuregui y Sergio Pedro Holguín

•Nueva terna en el PRI…

Después del 5 de julio se recompuso el panorama político intramuros en el PRI; en la pelea por la candidatura del PRI a la gubernatura siempre estará «Teto» Murguía y por supuesto que César Duarte Jáquez ha sabido aprovechar muy bien su labor como diputado federal; donde parece que puede haber cambio es en el favorito del grupo en el poder que cambiaría a Oscar Villalobos por Alejandro Cano.

•Líder de la bancada…

Actualmente Israel Beltrán Montes, es líder de la bancada priista de Chihuahua en el Congreso, sustituyó a Víctor Valencia de los Santos, quien ha sido cubierto de todo tipo de bendiciones por el ciudadano gobernador. Pero de lo que queremos hablar es del próximo líder de la bancada, se dice que el de mayores posibilidades es el ex alcalde de Delicias, Guillermo Márquez Lizalde, otros opinan que será Alejandro Cano Ricaud… ahora que si quieren a alguien con experiencia legislativa y bien conectada con la próxima líder de la primer fuerza electoral en la Cámara, ahí está Graciela Ortiz., quien es una amalgama muy interesante y seguramente haría un gran papel. Tiene cercanía que los últimos tres gobernadores priistas de la entidad y con Beatriz Paredes Rangel, sus dotes de conciliación son de todos conocidas. Nada le falta.s

Tras los pasos de… César Nava Vázquez




1.-Para la dirigencia del PAN nacional, otro de Michoacán. Muy joven ingresó a la política, con sólo 21 años, en 1995 César Nava Vázquez fue electo Secretario Nacional de Acción Juvenil del Blanquiazul durante la dirigencia de Carlos Castillo Peraza, con menos de 30 años ocupó por primera vez una curul federal y fungió como subcoordinador de la bancada panista. Su paisano Felipe Calderón nunca lo ha desamparado, fue director jurídico de PEMEX y asesor jurídico de la Secretaría de Energía cuando era encabezada por Felipe Calderón Hinojosa. Egresado de la Universidad Panamericana, realizó estudios de postgrado en Harvard. También ocupó la Secretaría General Adjunta del PAN, con Manuel Espino y fue vocero en la campaña de Felipe Calderón.

2.-Al triunfo del PAN en 2006, pasó a ser Secretario Particular del Presidente Calderón, puesto que ocupó por espacio de dos años. Dejó el primer círculo del presidente, el más íntimo, el de todos los días, al parecer por la sospecha de zancadillas a Juan Camilo Mouriño. En la secretaría particular lo sustituyó un ex presidente del PAN nacional Luis Felipe Bravo Mena, quien es también destacado miembro del Yunque. Buscó por la vía del voto directo la diputación federal del XV Distrito Federal Electoral, con cabecera en el DF y en el centro, en el corazón mismo de la zona donde el PAN tiene dominio desde hace varias elecciones en la capital de la república, con esto queremos dejar en claro, que ciertamente fue a una elección, pero en un distrito probadamente filopanista.

3.-Ante la renuncia de Germán Martínez Cázarez, Cesar Nava se inscribió para sucederlo en el puesto por lo que resta del período del también michoacano y rijoso dirigente que recién acaba de presentar su renuncia. La reacción inmediata de los panistas en la banca o los que no están en el favor presidencial, fue de rechazo a que otro hombre del círculo cercano de Felipe Calderón ocupe el lugar que deja Germán, sobre todo porque lo consideran una sujeción del partido a la voluntad presidencial, como evidentemente lo fue durante el año y medio que duró Martínez Cázarez. Los opositores a la pre candidatura de Nava, consideran que no cubre el perfil: «Los muchachitos no han resultado, dijo el diputado Priego».

4.-El bloque opositor a César Nava, entre los que se encuentra el más popular de los panistas, el diletante Santiago Creel Miranda, es un batidillo muy raro en el que evidentemente los une el desdén de que han sido objeto por el presidente, de otra manera es inexplicable que antípodas como Manuel Espino Barrientos y Javier Corral Jurado, estén en esta lucha codo con codo. Pero igualmente inexplicable es que César Nava se presente como el que va a recuperar votos el año próximo cuando él fue coordinador de la Comisión de Planeación Estratégica del partido rumbo a las elecciones del 2009, las del gran fracaso panista y que provocan la dimisión de Martínez. (Rodrigo Borja).s

Ciudades desiertas

Por José Manuel García-García

No, no me refiero a la novela del maestro José Agustín, sino a las películas que más me han gustado por el tratamiento de ese tema: las ciudades desiertas.
Pienso en la película 28 Days Later (2002); de ella me impresionó sólo la parte en que el personaje Jim sale del hospital y camina por un Londres sin gente. Vemos calles, coches, puentes, tiendas, plazas, espacios todos deshabitados: Una maravilla para la imaginación. No se trata de buscar respuestas (¿qué pasó? ¿a qué horas fue el bombazo?), sólo importa caminar sin rumbo, comprobar los efectos del Gran Finale y sonreírle al Buen Destino: good-bye civilización. Ahí nos vemos (cuando el sino nos alcance).
Lástima que la 28 Days Later se convierta luego en una trivia para los zombiólogos del mundo, y pase a ser una trama hecha de corretizas permanentes organizadas por infectos desesperados por un taquito de seso humano (sí, el concepto fast-food, es modificable).
Mejor recordar otras calles desiertas, otros personajes suertudos, como el médico militar, Robert (Charlton Heston), que sólo por ser: The Omega Man (1971), sale a vagar por calles silenciosas, solitarias, vacías. Nada, nadie. Es cierto que el pobre personaje tiene que lidiar con una tribu posmo vampiresca llamada (¡es verdad!) La Familia, pero bien valió todo por ese tour distopéyico (anti utópico) montado en un carro desenfrenado digno de llamarse el carro rojo del Omega Man.
La única prioridad de Robert debería ser la de andar en la vil vagancia, sin más negocio que un window-shopping solitario y permanente (pero no, ¡el joven tenía que reconstruir la especie humana!). Debería largarse, por ejemplo, a un mall, por el gusto de andar. No multitudes, ni problemas de aparqueo, ni prepotentes que te pidan pasaportes, ni, en fin, sociedades violentas (que sólo producen monstruos).
No, no es que yo prefiera “ir de compras” a un mall apocalíptico y esté transfiriendo mis ocultos deseos consumistas a una película predecible (the horror! Como diría el personaje de Apocalypse now). No. De hecho, la idea de ir de compras a un mall o una tienda-mart me produce una güeva-sin-fin. Es una de las peores maneras de gastar el ya de por sí poco tiempo de una vida humana. (Por eso me parece sanamente irónica la idea de The Night of the Comet (1984) en la que dos chavas, después de sobrevivir a la desaparición del ser humano, van a servirse solas a una tienda de ropa -Girls Just Wanna Have Fun!-).
De 28 Day Later, The Night of the Comet, y The Omega Man (con su versión actualizada: I Am a Legend) destaco la sensación, mi sensación viva, existencial post-multitudes, de ser el último en una mega-ciudad semiacabada. No es deseo de destruir; sino la morbosa y cobarde espera de un deux ex machina eutanásico. Un dios de preferencia maya (es un ejemplo) que nos ayude al rápido acabar e morir.
De allí que no me interese la receta de Julio Cortázar (atención cronopios) para destruir a la ciudad odiada (por si acaso, sólo les paso la receta): Hay que armarse de un arco y de una flecha, esperar a que aparezca sobre la ciudad odiada una gran nube, debe ser ésta de dimensiones que diríamos propiamente enormes: Nube pesada que cubra hasta sus orillas el territorio que odiamos. Luego, hay que apuntar con cuidado nuestra flecha y disparar, sin el menor gesto de arrepentimiento. Ah, sí: la flecha debe ser de esas que al clavarse lo petrifican todo.
Nada, no se trata de aplastar nada. Prefiero vivir la primera parte de I Am a Legend (2007), con otro Robert predispuesto a las acciones rápidas. Aunque temo que en el caso mexicano, acabaríamos en una distópica trama tipo Mad Max en triciclo, en una guerra frijolera entre doña Coca y don Carrujo.
Ni modo. La Providencia nos mandó a este Valle de Lágrimas, el Destino nos jugó una trampa, el determinismo socio-racial no nos ayudó a mejorar la Esperanza. De manera que estoy obligado a concluir que (teológicamente hablando) nuestra Escatología será un culebrón no mejor que Un día sin mexicanos (2004).
Terco, veo otra vez al buen Jimmy, al cansado Robert (Heston/Smith); veo al último hombre sobre la tierra, vagando con su arma al hombro, absorto ante ese enorme, aplastante silencio, esa única, absoluta soledad. Plantado ante una avenida con coches destruidos, cristales rotos, papeles que la gente fue dejando en su camino hacia la desesperada muerte. Sólo el viento, sólo la vegetación creciendo, devorando las paredes, re-habitando lo que una vez fue suyo. El imperio de la soledad que sólo escucha la yerba floreciendo para imponer sus propias leyes. Viene la noche, y Jimmy (o Robert) sigue allí, esperando no sé qué: ¿En qué fallamos como especie? ¿En qué momento iniciamos el conteo de nuestra autodestrucción? Ah, la noche melodramática, meditabunda, aburrida, como una película francesa o alemana: en close-up la vieja-luna, sus preguntas en off. Preguntas que ni Jimmy ni Robert sabrán cómo carajos contestar.


El álbum

Las tropas de entonces

Por Adriana Candia
Para Oriana, para Roberto Miguel

Eran miles, no lo sé, pero a eso de las seis de la mañana anunciaban el día como los gallos. Salían bañaditos, olorosos a colonia, bien vestidos, de acuerdo a su oficio y casi siempre dejaban el hogar cuando los niños todavía dormían. Lloviera o tronara: unos a pie, otros de a camión o carro, pero antes de las ocho de la mañana ya habían llegado al Puente Internacional Santa Fe y estaban cruzando a El Paso para continuar a los talleres, a las tiendas de servicios o a la Placita de los Lagartos donde esperaban el bus para alcanzar otros centros de trabajo.
El sastre que cosía casimires en el sótano de la Casa Blanca, bajaba la loma de su colonia, corriendo como una aparición: nunca nadie lo vio sin su sombrero de ala corta y plumita, el impecable traje gris y los zapatos bien lustrados que hacían pensar a muchos, cómo nunca los empolvaba.
La cajera que pasaba ocho horas tras un mostrador del Kress apenas podía mantener el ritmo y la compostura con su falda entallada y los tacones mientras sorteaba los charcos o las banquetas rotas de su colonia, apurada por tomar el primer camión para el centro de Juárez.
El carpintero de la Bella Vista iba a buen ritmo rumbo al puente, ataviado con overall, casco, botas de cuero y sus instrumentos principales en una caja de lámina. A veces en el camino se le juntaba el electricista y el mecánico. La hermosa recamarera del Ramada, prendidita de pies a cabeza para rabia de sus compañeras chicanas, se llevaba los piropos desde la avenida Juárez hasta la calle de El Paso.
De mi barrio salía una vendedora, un obrero de la construcción, una sirvienta, un conserje, un sastre; dos segunderos especializados, uno dedicado exclusivamente a la compra de televisores usados y el otro a la madera. También estaba el pintor, la obrera de la Farah y una mesera.
Algunos de ellos habían protagonizado historias que apenas recuerdo: una señora desmayada a medio puente en el verano; un trabajador que se quedó extras en invierno y de regreso en Juárez ya no encontró camión para su casa, llegó caminando en la ventisca, medio congelado y cuando tocó la puerta de su casa, estaba medio muerto; o la muchacha a la que se le quebró un tobillo por andar de zapatillas en tiempo de tolvaneras…
A veces llovía a cántaros, a veces nevaba, pero la naturaleza no impedía que aquel ejército de hormigas comenzara el día de buen humor y si por alguna causa yo tomaba un camión al centro bien temprano, podía escuchar las conversaciones animadas, casi siempre sobre la amabilidad o la prepotencia de tal o cual oficial de la migra en el puente.


Por las mañana, entonces, los camiones de aquella hora olían a perfumes de avon, a chanel número 5, o a old spice, según el oficio de los obreros y servidores allí reunidos, pero al final, era un olor a limpio, a esperanza y dignidad, porque cada uno de esos trabajadores sabía muy bien que el día de la quincena llevaría un sueldo a su familia.
Ya en El Paso la historia cambiaba para esos soldados, había que sudar la gota gorda, sobarse el lomo, y aguantar los humores del manager, comer de prisa, a lo gringo, en veinte minutos, con suerte tomarse un breic de cinco para un café o una soda, o simplemente estirar las piernas y seguir atendiendo clientes, martillar, cortar, cocinar, limpiar, ayudar al mantenimiento de la otra ciudad, la que nos ayudaba a nosotros a vivir mejor.
De allá, nuestros padres traían pequeños objetos de moda, nimiedades para la cocina o los juegos de sus hijos. En nuestras casas de adobe había suficiente zest y pasta dental, carnes frías, cerámicas lustrosas, matamoscas coloridos, leche borders, manteca morrell, nueces, castañas y dulces que se compraban por libra, palomitas con miel; duraznos y atún enlatados, crackets del marinero y galletas de animalitos en cajitas con dibujos de jaulas. Los huevos por caja y el carichis eran de obligación.
Y si nos portábamos bien, con suerte el día de pago nos llevaban a ver los lagartos en la plaza y comíamos en El Paso con nuestro padre en un restaurante. Pedíamos una grandísima copa de nieve Tres marías, que al final un adulto tenía que terminarse; o un atractivo zumo de naranja con cereza encima y una hamburguesa con pepinillos.
De las humillaciones, cansancio y extenuantes jornadas de ocho horas de trabajo que sufrían los adultos de lunes a sábado, sabíamos poco. A pesar de todo eran envidiados por los que aún no arreglaban la mica.
Con los sueldos y luego las jubilaciones de aquellos hombres y mujeres, miles de nosotros tuvimos un hogar, o estudiamos una profesión, aunque lo mejor de todo fue el aprendizaje: Los de allá y los de acá nos necesitábamos por igual.
Después vendría la Nielsen a Juárez y su prole de maquiladoras, después otros ejércitos.
Yo me quedo con los míos, con esos hombres y mujeres que ganaban un dólar con el sudor de su frente y la constancia en un trabajo honesto.

Las maldiciones

Por José Manuel García-García

Eran inútiles pero espectaculares; memorables por el contexto dramático y la voz que subía a escala de grito y nudo de nervios: Vean a esa madre ofuscada lanzando un pedagógico y desgarrador dictum: “¡Ojalá te mueras! ¡Que te parta un rayo tal por cual…!” Pobre maldecido, ya está marcado. En poco tiempo morirá. Sin tiempo para arrepentimientos: la maldición es un asunto didáctico sólo para terceros:. Cambia ahora o te cae la maldición como al hijo del vecino. Ni para dónde correr.
Recuerdo (oh, tenaz imaginario social) aquel corrido-poema del siglo XIX que Oscar Chávez rescató, titulado simplemente Benjamín:

Un sábado día de raya, / Benjamín se fue a cobrar / y junto con sus amigos / se fueron a emborrachar. // Benjamín llegó a su casa, / su mamá lo regañó. / Pero Benjamín le dijo: / “el dinero lo gano yo”. // Su madre como enojada / una maldición le echó, / delante de un santo Cristo / que hasta la tierra tembló: / “Permita Dios hijo mío, / permitan todos los santos, / cuando bajes a la mina / te saquen hecho pedazos”. // Benjamín se fue a la mina / y no quería trabajar. / Y uno de sus compañeros / no lo quiso relevar. // Bajó el primer escalón, / el segundo se rompió / y otro de sus compañeros / en un paño lo sacó. / Vuela, vuela palomita / párate en aquel panteón, / donde ya está Benjamín muerto por la maldición.

La madre de Benjamín estaba harta de que el vástago se le embriagara; que se olvidara de mantener a su pobre mamá. Y vino la sentencia materna, esa que hizo temblar la tierra (augurio nada deseable en una mina) y que puso a Benjamín a trasudar una cruda de miedos: “No quería trabajar”. Luego dice la canción en un laconismo cien por ciento efectivo: al segundo escalón Benjamín cayó hecho pulpa, lo que quedó de él cupo en un paño. Ah, esas eran maldiciones y no amenazas pasalonas.
La maldición es verosímil por los imponderables que nos rodean. Por las coincidencias no causales pero aceptables como válidas. Quiero decir que una maldición en todo caso es posible pero improbable, y eso nos basta para aceptar que a Benjamín o a Felipe los alcance el mal hado, el mal destino y queden apenas con el tiempo de repartir sus bienes, como ocurre con el Hijo desobediente, otra de las canciones de maldiciones que se me vienen a la mente. Canción que escuché a los Alegres de Terán en el radio de aquella casona desamueblada, con fotos amarillas cubiertas con vidrios ovalados (ah, íntima nostalgia reaccionaria…):

Un domingo estando herrando / se encontraron dos mancebos / echando mano a sus fierros, / como queriendo pelear. // Cuando se estaban “peliando” / pues llegó su padre de uno: / “Hijo de mi corazón / ya no “peleés con ninguno.” / “Quitese de aquí mi padre / que estoy más bravo que un león / no vaya a sacar la espada, / le traspase el corazón”. / “Hijo de mi corazón / por lo que acabas de hablar / antes de que raye el sol / la vida te han de quitar”. // Bajaron un toro prieto / que nunca lo habían bajado / lo bajaron de la sierra / revuelto con el ganado. / Otro día por la mañana / el toro muerte le dio, la maldición de su padre en pocas horas llegó. // El caballo colorado / hace un año que nació / hay se lo encargo a mi padre / por la crianza que me dio. / De tres caballos que tengo hay se los dejo a los pobres / para si quiera digan: / “Felipe Dios te perdone”. / Lo que le encargo a mi padre / que no me entierre en sagrado / que me entierre en tierra bruta. / Donde me trille el ganado. / Con una mano de fuera / y un papel, sobre dorado, con un letrero que diga: “Felipe fue desgraciado”. / Ya con ésta me despido / con la estrella del oriente. / Esto le puede pasar /a un hijo desobediente

El padre era sin duda un señor poderoso, pero no logra hacerle entender a su hijo que la vida no es una película del Santo. Y además, ¡el hijo insulta y amenaza a su propio padre! Y no sólo eso, el mozuelo nos remonta a los viejos romances castellanos al sacar a relucir su espada. ¿Qué más? Entendemos que el viejo, saturado de rabia, no le queda sino derramar su hiel patriarcal sobre el hijo: “Yo te maldigo, morirás así y asá…” Y la maquinaria del nuevo destino ha echado a andar: el hijo morirá antes del amanecer. Lo enterrarán con una ¡mano de fuera! (La maldición es prueba de que el destino sólo obedece a la ira de los padres. El viejo Saturno devorando a sus hijos).
Existen otras maldiciones, que viene del dolor, del despecho, como aquellas maldiciones de Violeta Parra: “Maldigo del alto cielo / la estrella con su reflejo. / Maldigo los azulejos / destellos del arroyuelo. / Maldigo del bajo suelo, la piedra con su contorno. Maldigo el fuego del horno / porque mi alma está de luto. / Maldigo los estatutos / del tiempo con sus bochornos. / Cuánto será mi dolor”. En este caso, la maldición no busca mayor efecto que descansar el alma a punta de maldiciones. Ni el cielo se cae, ni las estrellas pierden su reflejo, ni el río sus destellos. El único evento es la maldición.
Ante tanta maldición, uno acaba, por un momento, en un vago existencialismo anti Nervo: “Amé, no fui amado, el sol achicharró mi faz. / ¡Vida, todo me debes! ¡Vida, no estamos en paz! ¡Que te cuelguen del dedito y te remojen en aguarras!”

viernes, 17 de julio de 2009

El Modelo Colombia: Narco, guerrilla y paramilitares


Por Rodrigo Borja
El narco impone su ley en Chihuahua y ante la impotencia el estado habla de dar armas y estatus de policías a setenta miembros de la colonia LeBarón que en otras palabras es permitir grupos paramilitares, sólo falta la guerrilla o que la misma se manifieste si ya existen y tendremos completo el modelo colombiano que las autoridades estatales han escogido para nuestro estado.

Pareciera un episodio más en la valiente guerra que el gobierno de Calderón libra contra un problema mundial; al parecer le gusta eso de salvar a la humanidad, como lo hizo con los casos de influenza que se presentarón en México y que como secuelas más importantes fueron –aparte de salvar a la raza humana-, el ahondamiento de la crisis económica y el más duro golpe a la industria turística nacional, que aún no se repone del esfuerzo que todos los mexicanos con el liderazgo de Calderón, realizamos para salvar a la raza humana.

Ya Will Smith, actor afroamericano llevó a la fantasía del cine en Soy Leyenda la proeza que intenta Felipe Calderón, sólo que en el cine el héroe ofrenda su vida por salvar a la humanidad y el presidente de México hasta el momento ha ofrecido la vida de diez mil mexicanos, para salvar a la humanidad del flagelo de las drogas. No importa si un cinco por ciento de los humanos no quiere ser salvado, de todos modos se salvará.

Las muerte de Benjamín y Luis

Todo empezó con el secuestro de Erik LeBarón, hermano menor de Benjamín, quien encabezó un movimiento en el que a la vez que pedían a las autoridades estatales el esclarecimiento del caso, dejaba en claro que no pagarían ni un centavo del millón de dólares que los plagiarios exigían por dejar en libertad a Erik.

Pasaron quince días en los cuales miembros de la comunidad mormona de LeBarón, se manifestaron y acamparon frente al palacio de gobierno en la ciudad de Chihuahua, en forma extraordinaria el joven Erik, fue liberado sin haberse pagado un solo centavo.

Tras estos acontecimientos Benjamín LeBarón se convirtió en activista y principal animador para que la comunidad de la región se organizara y se defendiera de las bandas criminales especialmente de las dedicadas a la extorsión y secuestros.

El 13 de junio pasado la Procuraduría General de Justicia anunció la detención en el poblado de Nicolás Bravo de 25 sicarios, presuntamente ligados al cártel de Sinaloa o sea al de «El Chapo» Guzmán, entre los detenidos se encontraba José García García, de 38 años, conocido como «El General».

Luego de un evento sucedido el primero de julio en la ciudad de Chihuahua, en donde el gobernador José Reyes Baeza, felicitó a la comunidad de Galena y la comunidad mormona de LeBarón, por su organización social contra el crimen, vinieron los nefastos acontecimientos, el 8 del mismo mes un grupo de diez o doce hombre fuertemente armados allanaron el domicilio de Benjamín LeBarón, quien fue torturado frente a su esposa e hijos y secuestrado junto con su cuñado Luis Widmar, quien acudió a auxiliarlo. Horas después a sólo 50 kilómetros, en un camino de terracería fueron encontrado los cuerpos de los jóvenes.

Con anterioridad y ante la liberación de Erik sin mediar pago alguno, por lo menos pago alguno reconocido, se habló insistentemente de la participación de miembros del FBI, ya que los miembros de la comunidad mormona aunque hayan nacido en México mantienen su nacionalidad norteamericana, y de hecho su formación escolar invariablemente se realiza en los Estados Unidos, por lo menos los estudios medios superiores y superiores.

También en los casos de los asesinatos de Benjamín y Luis, se habló de la participación de las autoridades policíacas estadounidenses y los miembros de la comunidad mormona dijeron que era bienvenida y el propio gobernador dijo que se aceptaría toda ayuda que fuera necesaria, aunque después matizó sus palabras y dijo que sólo como coadyuvantes o con la información que puedan ofrecer a las autoridades mexicanas.

Otro de los enredos verbales del gobernador se dieron en torno a la medida de armas a miembros de la comunidad de LeBarón, para su autodefensa, otorgándoles el estado armas, radios y todo el equipo necesario para una «policía comunitaria», como la definió el propio mandatario. Primero habló de armarlos, luego de que 70 jóvenes de la comunidad, de alrededor de mil habitantes, estaban dispuestos a entrar a la academia para hacer una policía comunitaria que sería equipada por el estado

Sin gasolina, ni diesel

Luego de los acontecimientos del 8 de junio, llegó la ayuda militar a la población, y según declaraciones de Adrián Lebarón, tío de Benjamín, lo primero que les pidieron fue dinero para comprar gasolina y diesel, porque no traían.

El asesinato de Luis Widmar y Benjamín LeBarón, ocuparon los principales espacios de la prensa nacional y de los noticieros de televisión, así como de la prensa de los Estados Unidos y una especial atención de la cadena de noticias CNN, en la que se hablaba de que en México estaban asesinando a ciudadanos norteamericanos. Es evidente que la presión política de la poderosa comunidad mormona en los Estados Unidos, que tiene como parte de su patrimonio el estado de Utah, es muy fuerte y el trato que se le da a estos crímenes nada tiene que ver por ejemplo con los mil muertos que en lo que va del año se han dado en Ciudad Juárez o con el caso del capitán retirado Jorge Jaramillo, quien el 3 de octubre del 2008, fue asesinado por los asaltantes que un par de semanas antes intentaron robar las ventas de su tienda de abarrotes y la resistencia que les opuso fue tal que ultimó a uno de los criminales.

Jorge Jaramillo fue a la cárcel y posteriormente liberado, dado que actuó en defensa propia y su arma estaba registrada, en cuanto estuvo en libertad, los asaltantes volvieron a vengarse asesinándolo y este hecho no ocupó más que algunos espacios interiores de la presa y menciones esporádicas en los espacios noticiosos de la radio y televisión y por supuesto nunca se habló de una actividad encubierta o no de agentes del FBI

Los enredos de la Procuradora

El gobernador se comprometió a que la procuradora Patricia González, estaría en la comunidad de Galeana, hasta que el crimen fuera resuelto y esto sólo duro unos días, la funcionaria judicial, olvidando que tras la detención de los 25 sicarios en Nicolás Bravo, la dependencia a su cargo en un comunicado oficial manifestó que eran elementos del grupo de narcotraficantes de Sinaloa, regresó a la capital estatal a los tres días con la noticia de que los culpables ya habían sido identificados y eran miembros de «La Línea». Olvidando también que el día del doble homicidio se había colocado una manta en la que se adjudicaban el crimen y la firmaba «El General», quien había sido detenido junto con 24 complices más unos días antes.

Adrián LeBarón, en varias ocasiones ha manifestado que fue la «indiscreción» de la procuradora la que puso de manifiesto que el grupo de inteligencia que Benjamín LeBarón, había creado fue el que dio con el paradero de los 25 sicarios en Nicolás Bravo.

«La Línea» por su parte dedicó una manta a Patricia González, quien técnicamente había resuelto el homicidio, aun cuando no exista ningún detenido: «Sra. Procuradora evítese problemas, no culpe a «La Línea» investigue bien antes de publicar, ya que los actos que otros cometen tal como el del Sr. «Chapo» Guzmán, «Mayo» Zambada, «Flaco» Salgueiro y Antonio Marrufo.

«Si le gusta hacer las cosas por medio de intimidaciones lo va a lograr también con nosotros, no es nuestra forma de trabajar y ni andarla molestando, ya que los antes mencionados la amenazan y les hace caso en todo, tal como los 25, paramilitares».

Entre las repercusiones inmediatas de este doble crimen el Zar antidrogas de los Estados Unidos. Manifestó que se está solici-tando la congelación de los recursos del «Plan Mérida», porque les preocupa mucho los hechos de trasgresión a los derechos humanos por parte de los soldados mexicanos e incluso habla de la violación de dos niñas. Las presiones que son conocidas por la opinión pública son en si misma lo suficientemente graves, como para pensar que el asunto dará para mucho más. No sólo se mató a dos mexicanos del municipio de Galeana o a un activista por la acción comunitaria contra la extorsión y el secuestro, se asesinó a dos ciudadanos norteamericanos, miembros de una poderosa comunidad religiosa.s

Escenarios políticos

La habilidad de

Reyes Baeza

* En diciembre Patricio amarró con Zedillo

* Reyes Baeza la jugó con el centro

Por Antonio Pinedo

¿Por qué ante un escenario económico en depresión y deprimente, ante una ola de violencia sin antecedentes y ante una procuradora impasible e inamovible no obstante sus pobres resultados y el interminable tiempo que le dedica a la construcción de sus peinados, nos ocupamos de la sucesión política del 2010 en Chihuahua y soñamos con que el tiempo vuele y llegue el dos mil doce y se acabe la “guerra” de Felipe Calderón?

¿Tal vez porque en esas fechas viene el relevo político y el renacimiento de las esperanzas de que ahora las cosas cambien para bien? Porque nos guste o no, es desde el ejercicio del poder donde se puede crear las condiciones para una vida mejor, para recuperar la seguridad. Es desde los espacios que ocupan los políticos que una inmensa mayoría desprecia no acudiendo a las urnas en donde están los instrumentos, para que nuestros hijos y los hijos de nuestros hijos no tengan que vivir lo que hoy nosotros. Que no se confunda no acudir a las urnas, con la nulificación del voto o el voto en blanco, esto último es participación política y el pasado 5 de julio fue muy exitosa.

Por eso es importante acércanos a la política así sea sólo desde el análisis y con la intención de reflexionar y hacer reflexionar a quienes se puedan alcanzar.

El México de hoy, el Chihuahua de hoy, el Juárez de hoy, es de desesperanza, de añoranza, tal vez por ello leo y releo con gusto y sensación de felicidad las crónicas que Adriana Candia publica en Semanario, es el reencuentro con una ciudad en la que no había temor, no había video juegos, pero existían las rondas infantiles; las calles eran campos de futbol seguros, en fin…

La realidad hoy es “los cuernos de chivo” disparados por manos adolescentes, es la contabilización del número de narcoejecuciones diarias, no importan o poco importan los nombres, importa el número, porque hace meses cuando los muertos fueron tres o cuatro diarios, la sensación de que esto podía acabar se sintió, pero al paso de las semanas y al alcanzar nuevamente cifras de 22 en un fin de semana, nos damos cuenta de que seguimos en la indefensión y que el país se nos va de las manos.

No se que extraño sentimiento me invade, no se si es coraje o impotencia, al ver que las estaciones de policías son dotadas de bardas de cuatro o cinco metros de altura, con una cimentación muy profunda para evitar que los delincuentes lleguen a la estación de policías y maten a los jefes policíacos, como ha pasado en varias ocasiones, crecí pensando que los policías estaban para cuidar a la sociedad y ahora resulta que una de las inversiones municipales más importantes es bardear delegaciones para que no maten a los agentes, lo cual deja muy mala impresión.

Porque la política es muy importante para dejarla sólo en manos de los políticos –no recuerdo a quien parafraseo-, es que debemos ocuparnos de la necesaria e inminente sucesión de la gubernatura en Chihuahua y en la presidencia de la república. Dadas las circunstancias necesitamos a un gobernador que sea capaz, que pueda despedir a su procuradora sobre todo si está probada su ineficiencia.

Pero bueno ese es asunto de un análisis aparte.

¿Quién se la dio a Patricio?

Los meses de septiembre octubre, noviembre y parte de diciembre de 1997, el diputado Patricio Martínez, quien era el rey de los faltistas en la Cámara, se dedicó a tocar puertas y relacionarse con la cúpula priista y del poder en el Distrito Federal. Artemio Iglesias Miramontes, dominaba al PRI estatal y el gobierno estaba en manos de Pancho Barrio. En su grilla de alto nivel, contaba con el ex gobernador Fernando Baeza Meléndez, como su publirelacionista y fue un 27 de diciembre de ese año, cuando al filo de las once de la mañana, acompañado por seis o siete personas, todas ellas de Chihuahua, se apersonó en el café Samborn´s de la Avenida Paseo Triunfo de la República en donde suelen reunirse periodistas y muy saludador y buena onda anduvo por todas las meses que pudo, anunciando que buscaría la gubernatura y que pediría que se eligiera por consulta directa a la base… así fue, las fuerzas del centro lo impusieron como candidato priista. Ganarle a Ramón Galindo fue cuestión de estrategia, se presentó como el continuador de las políticas de Pancho Barrio y Galindo jamás haría eso.

¿Quién se la dio a Reyes?

En la sucesión adelantada del 2004, por lo menos dos años antes José Reyes Baeza andaba igual o peor que «Teto». Patricio Martínez quería abrir su abanico y posponer lo más posible la sucesión, pero un síncope cardíaco se llevó a Jorge Barousse y sólo le quedó Víctor Anchondo Paredes, que tenía más madera para gobernador que para candidato.

Desde el CEN del PRI se colocó en el número uno de los candidatos plurinominales por la circunscripción de Chihuahua a José Reyes Baeza, Patricio hizo sus esfuerzos pero termino allanándose, no se amacho como era de esperarse en una persona con un carácter tan autoritario; aquí pasó que Reyes Baeza, no le era del todo incomodo y este precandidato tuvo la habilidad suficiente para jugar sus cartas sin tener un rompimiento grave, solo hubo pequeños jaloneos. Pero en fin, las fuerzas políticas nacionales fueron las que determinaron la candidatura del PRI, seguramente con un acuerdo con el gobernador, ya habíamos comentado que terminó allanándose.

Duarte vs. Madero

En esta misma línea de pensamiento hay un comentario, de una de las figuras políticas fuertes del PRI a nivel nacional: Manlio Fabio Beltrones, quien junto con Beatriz Paredes Rangel y Enrique Peña Nieto, son el triunvirato que gobierna el PRI nacional, ante la ausencia del referente presidencial.

Beltrones fue muy claro con Gustavo Madero, compañero en el Senado, en Chihuahua “vas contra César (Duarte)”.

Reyes Baeza ha tenido más éxito que su predecesor en contener la lucha por la sucesión, por lo menos en tener un abanico más amplio de posibilidades cuando se llegue la hora de la verdad. Abanico que por cierto para algunos se abrió aún más el cinco de julio. Sin embargo el centro ya tiene candidato, es en Chihuahua en donde aún algunos deshojan la margarita.

El cambio es inminente y necesario, sobre todo el del 2012, pero bueno por lo pronto en la entidad, es necesario un candidato ya sea de PRI o de PAN que enfrente de manera diferente la violencia del narcotráfico. Ni en Sinaloa, en donde está la macoya del negocio se vive un clima de tanta inseguridad.

Es urgente un gobernador que entienda que con desarrollo social y humano se logran mejores cosas que con miles de soldados en las calles.

Fuentes Confiables


*Ya se supo.…

El artículo 95 de la Ley del Seguro Social permite la subrogación de guarderías a los patrones, no a los particulares y menos en forma indiscriminada, lo que viene a colocar a las 85 guarderías que el IMSS tiene subrogadas en el estado de Chihuahua, en la ilegalidad y de pasada pone en apuros a la diputada electa Adriana Terrazas, cuya principal promesa de campaña fue la de abrir mas guarderías para las mujeres trabajadoras de Juárez, lo que en términos llanos quiere decir que pensaba ampliar su negocio que actualmente cuenta con por lo menos seis instalaciones de este tipo, que hoy sabemos funcionan al margen de la ley.

* Mas nombres…

Es evidente que en la subrogación de guarderías del IMSS, aparte de violentar la ley, está presente el tráfico de influencias, porque en Chihuahua surgen los nombres de Manuel Quevedo, Jaime Bermúdez, ambos ex alcaldes y por otros rumbos del país, las cosas están igual, desde 2001 se convirtió en el gran negocio para la clase política de la partidocracia –PRI, PAN y PRD-. Almacenar niños rinde buenas ganancias y hay viene otro gran negocio: almacenar delincuentes, se planean 12 cárceles privadas, lo que pinta como un mejor negocio porque podrán ser los proveedores únicos de droga para varios centenares de reos.

* Justos por pecadores…

Una de las maldiciones de la política mexicana es que paguen justos por pecadores, como en el caso del “Camino Real”, la obra también beneficia a miles de habitantes de la zona poniente de la ciudad, pero por evitar que el beneficio a Ciudad Vallina sea pleno, están pagando el costo los habitantes de la zona menos equipada urbanísticamente de la ciudad... sin duda pagan justos por pecadores.

* Demasiado chihuahuense…

El triunfo de Alejandro Cano Ricaud en el VIII Distrito Federal Electoral con cabecera en Chihuahua, tiene muy emocionados a sus amigos ya lo ven como candidato del PRI a gobernador, lo cierto es que Cano luce muy chihuahuense de la capital; no me gusta el término pero es más claro: muy chihuahuita. El perfil para gobernar Chihuahua, debe ser de chihuahuense y esto va para los dos partidos, se requiere alguien que se pueda mover igualmente bien por las polvorientas y abandonadas barriadas de Ciudad Juárez, que pueda entra con propiedad al Casino Chihuahua, construido en el porfiriato y símbolo de estatus en la capital estatal, Chihuahua es muy grande y los chihuahuenses son de una variedad notable, hay cuatro etnias y comunidades de origen extranjero ya cimentadas en la entidad están por lo menos los mormones y los menonitas, y no nos detengamos en la composición poblacional de Ciudad Juárez, en donde hay mexicanos de las 32 entidades y hay grupos de extranjeros organizados de 47 nacionalidades. Ante este panorama tanto PRI como PAN que son los partidos en contienda, deben considerar esta realidad.

*Versión: Flores Viramontes a la Representación

Claro es el trascendido de que el ex candidato a diputado federal Gabriel Flores Viramontes, sustituirá en breve tiempo a José Luis Canales de la Vega, quien tiene algunas semanas de representante del gobernador en Ciudad Juárez.

El álbum


“A correr”

Para Diego y Adriana

Por Adriana Candia

Estamos en los años setentas, en una calle cualquiera de Ciudad Juárez, de preferencia sin pavimentar, comienza a caer la tarde pero aún hay mucha luz, la del inconfundible cielo azul de nuestra frontera.

De una casa asoma la cara redondeada de un niño chimuelo. Luego, grita a todo pulmón: “¡Eh, Luisa, ¿van a salir a jugar, o qué?”. Luisa, la de doña Tencha, muy peinada de copete y cola, no responde, pero ya viene saltando en una pata, tratando de anudarse las cintas de los tenis con una mano, porque en la otra sujeta con dificultad un trompo y un bote con canicas: “¡Ahí vamos menso, tábamos acabando la tarea!”

En ese momento un puñado de niños, desde el que apenas puede correr hasta el que ya va a mitad de la adolescencia, salen de diferentes casas en toda la cuadra, vienen armados con cuerdas y canicas. La exaltación feliz en los ojos.

Por una orilla de la calle, en un pedazo de tierra que han aplanado y endurecido a pisotones, un grupo se acuclilla para jugar a “chidas” y mientras las canicas ruedan y golpean formando maravillosos dibujos de colores en el piso; el otro grupo ha comenzado la competencia para bailar los trompos. Los más pequeños, de pie haciendo valla, miran, miran.

Luego de unas cuantas “canqueadas” a los trompos; canicas rotas, gritos y risas, cambian todo por la roña. Ya para entonces han venido otros niños y las carreras contra el contagio se extienden por dos cuadras y varios minutos. Hay tropezones, varios caídos, otros más, raspados, y la emoción intensa de vencedores y vencidos por igual.

Ahora por el suelo de la calle se levanta una nube de polvo y el sol casi desaparece. Alguien ha sacado la manguera de su patio. A empujones, unos y otras se pegan a la boca de la manguera para refrescarse con agua, no solamente la garganta, sino la cara y los brazos; o ya con ganas de comenzar la guerra, la panza del chavo que tiene enfrente.

Otra niña jala una manguera de su patio y en un instante las armas pasan de una mano a otra sin quedar algún ileso. Para entonces la madre más cercana a la parvada, deja la cena en la estufa para gritonearles a todos y arrebatarles los objetos del delito.

Ahora la calle se llena de voces infantiles, que cantan al unísono. Tomados de la mano entonan aquello de “¡jugaremos en el bosque, mientras que el lobo no está…!”. Luego corren, ríen sudando.

Hasta el interior de las casas llegan las voces de “¡Doña Blancaes-tá cubierta, de pilaares, de oroy pla-ta, rom-peremos un pilar, para ver a Doña Blanca!”. Hay quijotillos escogidos por unanimidad porque son los peores para romper pilares y corretear a las niñas. Cuando comienzan “La víbora de la mar”, ya hay más de veinte niños en línea pasando bajo el puente humano, pero siguen llegando vecinos al llamado de la música.

La rueda de San Miguel, enorme y contrahecha, es imposible cuando la mayoría de los jugadores van de espaldas formando el círculo. De pronto, el más listo grita: “¡carro, carro!” y las rondas se dispersan hacia las orillas para dejar pasar a uno de los pocos vehículos que transitan por ahí.

El último juego, es Chinchilagua y arriba voy, si se cae la burra no pierdo yo/ Uno membruno/ Dos, patada y coz, Tres, etcétera y así hasta el diez o hasta que la pirámide humana se quiebra a fuerza del peso, o las risas y quejidos de los que están hasta abajo. Y antes de que haya una pierna rota, las sabias madres gritan: “¡A Cenaar, órale que ya se hizo de noche!”.

---¡Ey, nos faltó Naranja dulce!

---¡Mañana jugamos a mole, yo traigo mi cuerda! ©©

---¡No, no, primero a la liguita!

---¡Bueno pues, pero sin trampas!

La noche y el silencio son ahora los dueños de las calles, la luna viene subiendo plateada y redonda detrás de un cerro, pero seguro se acuerda de las risas de los niños.

Los demás, son recuerdos.

©Adriana Candia

Tras los pasos de… Gustavo Madero

1.- Antes del 23 de mayo había certidumbre sobre quien sería el candidato del PAN a la gubernatura en el mes de julio del 2010, nadie dudaba que el senador Gustavo Madero Muñoz, presidente de la Cámara de Senadores, sería el abanderado panista, incluso Manlio Fabio Beltrones, le dijo con total seguridad y aplomo: “Vas contra César (Duarte) por el gobierno de Chihuahua”. Hace más de un año que el descendiente de Francisco I. Madero y de Luis Terrazas –paradojas de la vida-, no ocultaba sus propósitos y ganaba adeptos para su causa, de hecho la sorpresa hubiera sido que llegada la asamblea, los panistas se hubieran decidido por algún otro, lo cierto es que Gustavo Madero traía y la puede volver a traer la candidatura en la bolsa.

2.- La derrota del PAN en Chihuahua el pasado cinco de julio, no conlleva una derrota electoral para las elecciones del 2010, en la política siempre hay imponderables que cambian las circunstancias y los escenarios. Efectivamente en mayo pasado y posteriormente en una entrevista al diario Reforma, de la Ciudad de México, el senador chihuahuense afirmó que no está en sus planes buscar la gubernatura de Chihuahua, pero incluso uno de sus operadores políticos más importantes, comentó que podría ser una estrategia para salir del golpeteo durante el pasado proceso electoral y los meses inmediatos. Todas las elecciones son diferentes y aun cuando el PRI en Chihuahua en estos momentos tiene aureola de ganador no hay garantías para el próximo año.

3.- Gustavo Madero ha tenido una carrera política con sus altibajos y sabe que en la política se puede levantar uno de la lona y terminar ganando la pelea. Recordemos que en el año 2001 perdió la presidencia municipal de Chihuahua, ante Jorge Barousse, quien hablando en plata era un candidato pésimo, lo que ganó en esa ocasión fue el aparato oficial bien manejado por Patricio Martínez, quien precisamente le agarró tirria a los juarenses por las dos derrotas consecutivas que le infringieron al PRI y a su gigantesco ego, que últimamente ha estado disminuido, según los que lo conocen su ego decreció alrededor de media micra. Pero bueno, después de la derrota ante Patricio, Madero Muñoz ganó la senaduría, nada menos que a Fernando Baeza.

4.- No es posible pensar que el PAN va ha quedarse sin intentar recuperar la gubernatura que ya una vez tuvo. No olvidemos que el senador Madero, es primo de los hombres más rico de la entidad, los hermanos Terrazas y que la sangre llama. Es evidente que el chihuahuense esta en el ánimo de Felipe Calderón, quien si no lo llama al gabinete luego del informe del primero de septiembre, es muy posible que se pueda confirmar la sospecha de que sólo declaró que estaba fuera de la terna, para evitar el golpeteo. También debemos considerar que los once puntos que a nivel estatal le sacó el PRI al PAN, son remontables con una campaña apropiada y asertiva o con un evento inesperado, en el primero de los casos ésta Nuevo León a favor del PRI y en el segundo Sonora a favor del PAN. (Rodrigo Borja).

jueves, 9 de julio de 2009

Calderon reprobado



Por Rodrigo Borja
La jornada electoral del 5 de julio fue un gran triunfo para el PRI; en menos de 24 horas renunció el líder panista Germán Martínez, quien junto con el “voto blanco” fue el gran animador del proceso electoral, por su rijosidad.
Germán Martínez, dominó con su agresiva posición el debate electoral, mismo que planteó a manera de plebiscito sobre las políticas de seguridad pública y ataque al narcotráfico del presidente Felipe Calderón, las que a juzgar por los resultados son reprobadas por lo menos en su forma y consecuencias.
El mapa político del país se recompuso en forma extraordinaria, la tercera fuerza política a nivel nacional regresó a ser la primera, con amplias posibilidades de recuperar la Presidencia de la República en el cercano 2012.
El domingo las urnas fueron desairadas, los mil 508 candidatos triunfadores en todo el país sólo lograron que saliera a votar el 43 por ciento del padrón electoral y casi el seis por ciento anuló su voto, por lo que se puede hablar de que fueron electos con sólo el voto del 37 del electorado, se calcula en más de 44 millones 354 mil ciudadanos, los que prefirieron quedarse en casa a participar en “la gran fiesta cívica”. Por lo que el abstencionismo fue el gran triunfador nuevamente.
El descalabro al PAN y al PRD se preveía, pero la realidad superó las expectativas, se calcula que el PRI quedará con alrededor de 238 diputados, el PAN alrededor de 145, el PRD alrededor de los 72 y el Verde Ecologista más de 20.
Una de las grandes sorpresas a nivel nacional fue el triunfo priista en la gubernatura de Querétaro por alrededor de 4 puntos porcentuales, al igual que el triunfo de San Luis Potosí por cerca de 20 puntos, en todos los casos el cómputo no es total, pero superior al noventa por ciento en general y las tendencias son irreversibles.
También se puede tomar como sorpresa, aunque relativamente la derrota del PRI en Sonora a manos del PAN, sobre todo porque antes del incendio de la guardería ABC, la ventaja del tricolor parecía cómoda, pero del cinco de junio al cinco de julio, todo cambio para los sonorenses.
La incógnita de Iztapalapa, resultó con el triunfo de Rafael Acosta del PT, apoyado abierta y decididamente por Andrés Manuel López Obrador y la depuesta candidata del PRD Clara Brugada.

Las sorpresas en Chihuahua
La jornada electoral iniciada en mayo empezó con equitativo reparto del pastel y las posibilidades, observadores políticos y encuestas hablaban de tres triunfos seguros para el PRI, tres para el PAN y la pelea por los restantes tres distritos federales electorales, la realidad fue un arrollador triunfo del PRI en ocho de los distritos.
La sorpresa de la jornada fue la clara derrota del ex alcalde de Chihuahua Juan Blanco Zaldívar en VII Distrito con cabecera en Chihuahua, el apretado triunfo de Guillermo Márquez Lizalde en el V Distrito con cabecera en Delicias y el apretado triunfo del PAN en el III Distrito con cabecera en Ciudad Juárez.
La pelea en la entidad se dio entre los partidos históricamente dominantes o sea PRI y PAN, por ello es de llamar la atención que en el Distrito I, con cabecera en Ciudad Juárez el PVEM, haya quedado como segunda fuerza electoral desplazando al PAN, incluso cuando la diferencia entre los dos partidos sea de menos de cuatrocientos votos, fue inusitado el resultado.

Distrito I al IV
En el Distrito I con cabecera en Ciudad Juárez, el triunfo se lo llevó Jaime Flores del PRI con 29,442 votos y su inmediato seguidor fue el Verde Ecologista con 19,412. También con cabecera en ésta frontera el II Distrito fue ganado por “Teto” Murguía del PRI con 28,417 votos, contra 10,903 del PAN; el III distrito, en donde se concentra el voto duro de Acción Nacional, se logró conservar por sólo 503 votos ya que Maria Antonieta Pérez obtuvo 23, 973 sufragios contra 23,471 de Gabriel Flores Viramontes. El IV Distrito Adriana Terrazas del PRI ganó con 18,910 votos, contra 10,828 del PAN.

En Delicias
En el V Distrito Federal Electoral Guillermo Márquez del PRI obtuvo 40, 451 votos, contra 39,900 del PAN. Este distrito no había sido perdido por el blanquiazul en cuatro elecciones consecutivas.

Chihuahua
En el VI Distrito Federal Electoral hubo gran sorpresa por la derrota del ex alcalde Juan Blanco Zaldívar del PAN, quien sólo obtuvo 43,494 sufragios, contra el ex líder empresarial Maurilio Ochoa quien logró 45,891 sufragios. También sorprendió Alejandro Cano Ricaud, candidato del PRI, porque aun cuando se esperaba su triunfo éste fue contundente, pues logró 50,364 votos, contra 30, 206 del PAN.

Cuauhtémoc
Cómodo fue el triunfo de Lupita Pérez del PRI, ante el ex diputado José Vázquez, pues la priísta logró 40,197 votos, contra los 26, 535 del panista.

Parral
El triunfo de Luis Carlos Campos, abogado de la Curia local, nunca fue cuestionado, aquí todos los analistas coincidían en el triunfo del PRI y se obtuvo con 37,951 votos, contra 19,756 del PAN.
Con estos resultados electorales, los mejores en el sexenio de José Reyes Baeza, aun cuando es justo reconocer que son parte de una ola nacional, que en un primer análisis es interpretado como la derrota del presidente Felipe Calderón, ya que Germán Martínez, en una actitud rijosa planteó los términos del debate electoral, básicamente en la seguridad pública y la lucha contra el narcotráfico, argumentado el falso silogismo de que el voto se debería determinar en base a si se apoya al presidente Calderón en su lucha contra los cárteles de la droga o se apoya a éstos, dados los resultados y siguiendo la misma línea de pensamiento del ex presidente del PAN, los mexicanos apoyamos al narcotráfico y votamos porque no se combata, lo cual a todas luces es tan falso como el silogismo que empleó el ex presidente panista en su arriesgada estrategia electoral, que prácticamente la diseñó a manera de un plebiscito sobre las políticas públicas en materia de seguridad del presidente que, a juzgar por los resultados no son apoyadas por la población, por lo menos en su estrategia o ausencia de la misma.

El álbum

“Huele a lluvia”
…Have you ever seen rain?,
coming down on a sunny day
John Fogerty
(Para J.M. y Héctor Padilla)
Por Adriana Candia

El inconfundible perfume a gobernadora y tierra húmeda eran el único, pero feliz anuncio de aquellas lluvias de verano repentinas; aroma de milagro sobre la tierra reseca, moribunda, ya para finales de junio; sólo unos momentos antes de los chaparrones que llenaban de alegría, aunque sea unos minutos, el lomerío y el desierto de Ciudad Juárez.
Los que nacimos allí sabíamos los síntomas, nos quedábamos con él, egoístas como con un tesoro; primero nos llegaba el aroma: suave, tenue, revuelto entre el aire apenas moviéndose desde más arriba. Salíamos a su encuentro como si fuéramos adivinos extraordinarios, anunciando a gritos la lluvia cuando en las casas de abajo, las de la tierra plana todavía ni alcanzaban a ver las nubes.
Así, en cuestión de uno o dos minutos, el chubasco se hacía presente, las mujeres hacendosas corrían a sacar las macetas para que gozaran de los beneficios de aquel chaparrón y seguramente también porque las plantas eran el pretexto que les permitía remojarse y ser felices, igual que la bola de mocosos que no podíamos detenernos y dábamos vueltas en los patios, extendiendo los brazos, brincando, llenándonos del frescor milagroso.
Entonces, ninguna casa de por allá arriba tenía un sistema de aire acondicionado, cuando mucho una caja de metal pegada en la ventana más grande; o lo más común, un ventilador de pata corta que se movía por los cuartos conforme la familia lo hacía: para desayunar, cocinar, hacer el almuerzo y la merienda o mirar la tele.
Para las tres o cuatro de la tarde, la vida en el interior de las casas se hacía insoportable. Era difícil pensar en algo más que no fueran los abanicos de mano, todos teníamos uno o dos y tan necesarios eran, que los comercios los regalaban como premio de compra. Los había de todos colores, formas y tamaños: cuadrados de cartón pesado y los típicos triangulares de escalerita, con chinerías bordadas o pintadas, de dibujos de cómics o jardines exóticos, aunque aprendimos a fabricarnos los propios, a nuestro gusto con un trozo de cartón, dos tablillas y un poco de “resistol”.
Ya cuando los rudimentarios instrumentos eran rebasados por el sudor, el último remedio eran los baños al aire libre, a manguerazo limpio, y luego lavar los pisos de cemento liso. A veces la temperatura era tan alta que debíamos esperar a que vaporizara un poco nuestra obra; luego mojar nuevamente y entonces extenderse así mojados, ganarle al calor antes de que nos secara, tenderse sobre la superficie húmeda.
Para dormir no había problema. Nunca hubo plaga de mosquitos y a nadie le preocupaba dejar ventanas y puertas abiertas, o de plano dormir afuera de las casas, a pleno patio o sobre los techos, rodeado de las ramas de las moras y el aroma de las lilas, dormir a pierna suelta lejos del sofoco de los cuartos.
Por entonces, la contaminación no existía ni el vocabulario de los niños fronterizos; y mientras acomodábamos la almohada, era posible contar las estrellas, inventar historias con la luna y las constelaciones.
Así transcurrían los meses del verano, cuando el único enemigo que conocíamos era el calor. Luchábamos contra él como podíamos, con los pocos recursos a nuestro alcance, aunque era una lucha intensa, encarnizada. Y nos aferramos a esta tierra inhóspita con uñas y dientes y aprendimos a ser felices con milagros como el de la lluvia repentina y el olor a gobernadora mojada.
Luego… luego vendrían los aguaceros y las inundaciones; pero quién pensaba en esas cosas cuando la bendición de una nube reventaba en nuestro barrio a la hora en que el calor podía mirarse por los caminos reverberando por el suelo; y así, frente al milagro de unas cuantas gotas frescas, la tierra húmeda cantaba sus olores.

© Adriana Candia

Escenarios políticos

Juárez aportó al PRI
el 31.4 % de los votos

* Chihuahua-Capital ayudó con el 23%
* «Teto» Murguía el ganador más aplastante

Por Antonio Pinedo

Varias sorpresas nos dio la elección del cinco de julio: la derrota de Juan Blanco en Chihuahua, el triunfo de “Juanito” en Iztapalapa, los triunfos del PRI en San Luis Potosí y Querétaro, el exitoso movimiento civil y espontáneo del voto blanco que alcanzó por lo menos el 5.5 % no obstante los esfuerzos previos a la elección y el escamoteo en el conteo el mismo domingo de la elección; prácticamente todo los demás ya estaba anunciado.
En nuestra entidad a todos sorprendió la derrota de Juan Blanco, incluido Maurilio Ochoa, en alguna medida a los panistas también les sorprendió como funcionó la bien aceitada maquinaria priísta en el V Distrito con cabecera en Delicias, que llevó al triunfo al representante tricolor Guillermo Márquez Lizalde.
El mismo lunes seis arranca de lleno las carreras para la Presidencia de la República y la gubernatura de Chihuahua. Ya desde 1915, en una carta enviada desde La Habana, en donde se encontraba exiliado, el ex secretario general del gobernador chihuahuense Abraham González y fundador del poderoso Grupo Atlacomulco, Isidro Fabela, lamentaba el asesinato de Francisco I. Madero y lo calificaba de necesario, pues daba mas con su vida al movimiento revolucionario, que de haber continuado con sus desatinos en la presidencia. Hablaba de lo difícil que es improvisar a un político y que el coahuilense en su condición de mártir era mejor para México.
Dicho lo anterior y cuando la campaña por la presidencia se abre al igual que la carrera por la gubernatura que es dos años antes, es necesario hacer una serie de reflexiones sobre los que quieren participar en la misma.

Un claro candidato
El PRI a nivel nacional tiene un panorama muy claro: Enrique Peña Nieto, quien en encuestas de intención del voto ha llegado hasta el 48% en popularidad y lejos le siguen Marcelo Ebrard y mas lejos aún Santiago Creel, quien es el panista más popular entre el electorado aunque dentro de la dirigencia del partido y en Los Pinos, lo vean como apestado. De aquí al 2012 muchas cosas pueden pasar, pero así se perfilan las cosas hoy. El PAN por ejemplo podría iniciar una proyección de Alfonso Lujambio, que es el único del gabinete en el que se ve algo de materia prima para la construcción de una candidatura, aunque tendrían que empezar hoy porque es muy difícil improvisar candidaturas.

Chihuahua: los nuevos escenarios
Los resultados del cinco de julio cambian los escenarios en Chihuahua para la elección de gobernador. La terna que desde hace un año se maneja por los analistas y en el corrillos políticos sigue siendo básicamente la misma, pero no es lo mismo.
Los precandidatos son César Duarte Jáquez, Teto Murguía Lardizábal y Oscar Villalobos Madero. Ahora con el éxito priísta en las elecciones intermedias hay quienes incluyen en la lista a los diputados electos Alejandro Cano Ricaud, Graciela Ortiz y Guillermo Márquez Lizalde. Evidentemente es vacilada.
Los defensores de la inclusión de Cano Ricaud en la carrera, aducen que fue el que más votos sacó 50 mil en números redondos, pero en realidad sacó 43 % de los votos emitidos, fue el juarense Murguía, quien mejor resultado logró, ya que sus 28, 417 votos significan el 48% de los sufragios emitidos.
Para acabar de una vez por todas con el mito de que Ciudad Juárez no significa electoralmente para el PRI nada especial, baste citar que los 100 mil votos que aportó la frontera para el PRI son el 31.4 por ciento de los sufragios priístas y los 75 mil de la ciudad capital significan el 23%.
Por aquello de que se tenga la tentación de que en la búsqueda de la perpetuidad del grupo en lugar del triunfo se elija candidato entre los amigos, como podría ser el caso de Guillermo Márquez o la forzada candidatura de Alejandro Cano Ricaud, quien en las lides políticas y en el PRI tiene sólo del 2001 para acá y su entrada al tricolor fue forzada por el autoritarismo de Patricio Martínez; en cuanto a Graciela Ortiz, es claro que es parte del equipo de Beatriz Paredes y que como operadora electoral ha demostrado sólo buenos resultados, pero la gubernatura no está en su horizonte inmediato y el 2010 está a la vuelta de la esquina.

La terna original
Bien decía Isidro Fabela, que en política improvisar no es lo más conveniente. Entonces nuestro análisis debe partir de la terna manejada desde hace por lo menos doce meses.
Es evidente que la derrota de Juan Blanco, perjudica las posibilidades de Héctor Murguía, quien nunca ha sido el favorito del grupo en el poder y que su posibilidades hubieran sido importantes si Juan Blanco hubiese sido el abanderado panista, ya que el primer interés del gobernador José Reyes Terrazas, sería evitar que llegara el político de la oposición que metió a la cárcel, y que continúa con un proceso judicial en su contra, al margen de si Juan Blanco es culpable o no, eso en política real no importa. El cinco de julio las posibilidades del juarense disminuyeron.
El candidato del grupo en el poder evidentemente es Oscar Villalobos Chávez, y con los resultados obtenidos se puede tener la tentación de imponerlo, sin más ni más, sin los consensos necesarios con las fuerzas reales del PRI a nivel nacional, e incluso con quien tienen grandes posibilidades no únicamente de ser candidato del PRI sino presidente de México: Enrique Peña Nieto.
Quien tiene la llave del baecismo con el Grupo Atlacomulco, no es el corriente actualmente en el poder, sino el que estuvo gobernado Chihuahua de 1886 a 1992. Es claro que el senador Fernando Baeza es parte de ese grupo que trasciende las fronteras del estado de México. Habrá que ver
Otro que ha demostrado buenas relaciones con los mexiquenses es César Duarte Jáquez, quien llegó a la presidencia de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados no venciendo al ex gobernador mexiquense César Camacho Quiroz, sino consensuando con el Grupo Atlacomulco la posición. El parralense fue proyectado en la Cámara, para señalar preferencias, si no del grupo representado ahora por Peña Nieto, si de la dirigencia nacional del PRI, encabezada por Beatriz Paredes, y por los líderes de las bancadas en las dos cámaras: Manlio Fabio Beltrones y Emilio Gamboa Patrón.
César ha aprovechado los últimos diez meses para recorrer incansable todo el territorio estatal y se ha dedicado a hacer alianzas y buscar apoyos. En Juárez a puesto énfasis en que sus hijos son juarenses, que sus estudios universitarios los realizó en la frontera y en la misma hizo sus pininos empresariales y sabedor que no todo es Juárez, no desaprovecha ninguna oportunidad para decir que es orgullosamente chihuahuense. Las posibilidades que tenía antes del cinco de julio se mantienen.
Oscar Villalobos, quien ha demostrado capacidad en el desempeño de sus puestos públicos, aun cuando los analistas políticos no le ven patas de jinete, es evidentemente que es quien el grupo gobernante quisiera. Los resultados lo favorecen especialmente porque ante el avasallamiento que hubo del PAN, se puede tener la idea de que el triunfo está asegurado, olvidando las veleidades de la política y del electorado.
En apretada síntesis, las canicas las trae César Duarte, quien ha ido construyendo su escenario, pero los resultados del cinco de julio pueden despertar la tentación y reforzar la idea de que el PRI puede ganar con cualquiera… hasta con improvizados.

de fuentes confiables


•Por lo menos con flaca memoria…

El gobernador José Reyes Baeza Terrazas, lo menos que se ve es desmemoriado al recomendar a quienes buscan la candidatura del PRI a la gubernatura, que se apeguen a los tiempos que marca la ley y no separarse de la ética… esto último no lo entendemos, sobre todo porque ética y política son muy mal llevadas, como que entre ellas no se caen bien. Pero eso de respetar los tiempos podría ser calificado por su detractores, quienes por cierto corren el peligro de ser colgados por Lolita de la Vega, como cinicón, así en términos de simpatía personal, ya que a este columnista el gober le cae bien, pero él ya estaba en abierta contienda en agosto del 2002 o sea algo así como 23 meses antes de la elección y ahora sólo faltan 12 meses y entre 7 y 8 meses para elegir candidato. Como diría Lolita: «mi gobernador» déjeles que corcoven, que ya agarraran su paso.

•La grilla se acrecentará…

Pasada la elección del 5 del julio, y con un priísmo crecido, es de suponer que los tiradores a la alcaldía de Ciudad Juárez por el tricolor crecerán exponencialmente; ya no van solos Fredy de la Vega y sus pupilos Víctor Valencia de los Santos y Álvaro Navarro, quien se le está pegando mucho a César Duarte, o el pupilo de los dueños de «Laguna de patos», Manuel Quevedo Reyes y Jaime Bermúdez; o los Fuentes Varela, con su vástago «Tavo»; el alcalde le puede hacer la lucha a Jorge Quintana, rector de la UACJ o al diputado Jaime Flores, que está pintadito, para continuar con su labor administrativa, tienen personalidades afines y podría haber continuidad en el manejo del municipio. Siempre podemos contar con Nora Yu, y no se puede olvidar que un diputado local como Jorge Gutiérrez Casas, representa a un grupo político fuerte en la frontera y sino se puede la gubernatura, una alcaldía no estaría mal… en fin más irán saliendo.

•Los panistas dan un paso atrás…

Las derrotas que a nivel nacional sufrió el PAN, y por supuesto con su reflejo en Chihuahua, tienen a los dirigentes panistas pasmados, pero los que ya se están recuperando entran en un ejercicio de revisión de resultados y autocrítica, para enfrentar las elecciones del 2009. Entre los precandidatos por el blanquiazul se debe pensar en quienes ya han demostrado un interés por la posición como César Jáuregui Moreno y en las figuras que se salvaron del naufragio, como María Antonieta Pérez o Manuel Espino Barrientos, quien desde hace tres años mantiene su residencia oficial en Ciudad Juárez, este último puede pasar de apestado por el calderonismo, a una posibilidad de triunfo en la frontera en un proceso de reconciliación con las fuerzas que el presidente Calderón, en sus frecuentes berrinches e improntos ha ido confrontando.

•Las lealtades en política…

En las próximas semanas veremos si Patricio Martínez mantiene su alianza política con el diputado César Duarte Jáquez o voltea sus ojos a Alejando Cano Ricaud, quien ganó un distrito cómodo para el PRI ciertamente, pero con un amplio margen, lo que podría hacer suponer a algunos que pueden volver a tener carril en la carrera por la candidatura del PRI a la gubernatura, sólo Teto Murguía, logró mejores resultados electorales. Estaremos atentos para ver si el buen Patricio no se pandea a la hora de la hora.s

Tras los pasos de… Juan Blanco



1.- Fue una carrera política corta la de Juan Blanco Zaldívar y aun cuando no debemos olvidar la vieja conseja, de que “en política nadie está totalmente vivo, ni totalmente muerto”, la derrota política del pasado domingo ante un candidato improbable, realmente escogido para mermar el apoyo entre las filas empresariales, pero unánimemente visto como predeterminado para el sacrificio, se fue con la victoria; no es la primera vez que pasa, ni será la última. El mas reciente caso en la entidad fue el triunfo de María Ávila, quien probablemente en aquel entonces no sabía de la existencia del PVEM y sin embargo con estas siglas le ganó a un confiado y por su actitud ensoberbecido Nayo Almeida, quien dejó su campaña en el III Distrito de Juárez, claramente el mas panista de la entidad y se fue a repartir volantes al Chihuahua de sus amores… ¡Claro que perdió!

2.- El joven Juan Blanco, dos años menos que Michael Jackson, fue llevado a la política por los empresarios panistas de Chihuahua en 2004; aquí nos acordamos de otra vieja conseja política: “Nadie entra a la política, lo meten y nadie se retira, lo sacan”. Entró por la puerta grande y con el signo del éxito, ganó luego de dos décadas la alcaldía de Chihuahua para el blanquiazul, de hecho es el segundo alcalde de la capital en la historia del PAN que ya abarca los 70 años, en ser presidente municipal de la capital estatal, el primero fue Luis H, Álvarez en el “boom” panista de 1983. Fue pieza importante en el éxito de Carlos Borruel baquera, quien actualmente opcupa la alcaldía y es la primera ocasión en que un panista deja sucesor de su mismo partido.

3.- Antes de su incursión en la política Blanco Zaldívar había sido un exitoso empresario y a ese mundo volverá, no obstante haber comentado alguna vez que esto de la política francamente le encantaba. Ahora tendrá que repartir su tiempo entre sus empresas y la defensa legal por el proceso que se le sigue por haber aceptado un soborno de cinco millones de pesos, para dar la concesión del relleno sanitario en la ciudad de Chihuahua. Tal vez entre sus planes esté volver a la política, pero así como anteriormente dijimos que era un joven de hecho menor dos años al “Rey del Pop”, también es cierto que generacionalmente, los cuarentones son los que reparten el pastel en los asuntos de la política… su regreso no es imposible, sólo improbable.

4.- No sólo improbable, sino muy improbable, si lo permite la Real Academia Española de la Lengua. Blanco como alcalde alcanzó niveles de aceptación por encima de Reyes Baeza, cosa que por cierto no le hacía gracia al gobernador, perdió por un margen que sin ser abismal, no deja lugar a dudas y lo hizo en un distrito filopanista por antonomasia, incluso cuando Patricio Martínez, lo ganó, el distrito no perdió su característica y es que en aquel entonces tampoco Martínez dejaba de ser Panpricio. Ahora Blanco, que antes del cinco de julio era el favorito para ganar la candidatura del PAN a la gubernatura, en política desaparece por un rato largo, tan largo, que podría ser definitivo. No se cumplió el vaticinio de Teto Murguía de que los dos pelearían por la gubernatura. (Rodrigo Borja).